Preguntas más frecuentes sobre la donación de sangre

 

 

 

Pregunta: ¿Donar sangre engorda?

Respuesta: No engorda. Pero algunas personas que donan sienten que tienen que comer extra para recuperarse. Basta con hidratarse y mantener igual consumo que poco a poco el organismo moviliza de las reservas y baja la salida de los elementos que requiere para formar los nuevos elementos.

 

Pregunta: ¿Menstruando se puede donar?

Respuesta: Si pero depende si el flujo menstrual es abundante o no y cuanto de hemoglobina presente al donar.

 

Pregunta: ¿Cuántas veces al año se puede donar sangre?

Respuesta: Cada 3 meses, para varones un máximo de 4 veces al año y para mujeres de 3 veces/ año.

 

Pregunta: ¿Solo se necesita sangre ante desastres?

Respuesta: Cuando hay desastres violentos aumenta el consumo de sangre. Pero todos los días se necesitan regularmente cientos de unidades de sangre. Es por eso que hay que donar todos los días.

 

Pregunta: ¿Los diabéticos pueden donar sangre?

Respuesta: Si , si al momento de donar su glicemia está estable y no utiliza insulina, solo medicamentos para tomar.

 

Pregunta: ¿Si empiezo a donar siempre debo donar sangre por que se me crece la sangre o se me sube la presión?

Respuesta: No, el donar sangre no sube la presión arterial, sino la utilizaríamos para subir la presión, y no es así. Tampoco la sangre se crece sin control al donar sangre. Las únicas células que se crecen sin control son las enfermas, como en el caso del cáncer. Todo en nuestro cuerpo se ajusta a la regulación.

 

Pregunta: ¿Al donar sangre me puedo contagiar de alguna enfermedad?

Respuesta: No, pues no reutilizamos el material en contacto con el donador, pues todo es material desechable. Todos los procesos se dan con técnicas de asepsia.

 

Pregunta: ¿Me va a debilitar el donar sangre?

Respuesta: Por eso es importante la evaluación previa de la hemoglobina y la circulación. Luego de donar sangre se da un estimulo que eventualmente tendrá mejor circulación (según estudios referidos del Florida’s Blood Center además baja la incidencia de infartos) Si se es muy nervioso no se debe donar sangre pues en ellos la mente domina la circulación haciendo que le de debilidad y hasta desmayos.

 

Pregunta: ¿El donar sangre acelera el proceso de envejecimiento?

Respuesta: No, todo lo contrario estimula la regeneración de los tejidos.

 

Pregunta: ¿Hay algunos tipos de sangre más necesarios o importantes?

Respuesta: Todos los tipos de sangre son necesarios e importantes, depende de cuanto volumen de sangre y de que tipo requieran los pacientes críticos hospitalizados. Gente de todos los tipos siempre se enferman.

 


Mitos y Realidades de la Donación de Sangre
 

MITO: La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra.

REALIDAD: La sangre se necesita todos los días. Nadie está exento de necesitar transfusiones debido a enfermedades comunes como el dengue hemorrágico, la anemia, o condiciones de cáncer como la leucemia entre otras. También la sangre es necesaria para cirugías cardiovasculares, cesáreas, Transplante de órganos, accidentes y otras condiciones.

 

MITO: Si tengo tatuajes o perforaciones en el cuerpo no puedo donar sangre.

REALIDAD: Toda persona con tatuajes o perforaciones en el cuerpo puede donar sangre después de un año de habérselos hecho, ya que a partir del año y con los estudios que se le hace a la sangre donada se puede detectar cualquier condición que pueda tener el donante a raíz de algún tatuaje o perforación.

 

MITO: Para donar sangre hay que estar en ayuna.

REALIDAD: No es necesario estar en ayuna para poder donar sangre. Es más, te recomendamos que vengas desayunado y especialmente en épocas calurosas bebe líquido antes y después de donar. El único ayuno que se recomienda es 4 horas antes de la donación y es sólo de alimentos grasosos.

 

MITO: Si soy menor de 18 años no puedo donar sangre.

REALIDAD:Todo joven de 16 y 17 años puede donar sangre con el consentimiento de sus padres. De 18 años en adelante no hace falta tener consentimiento.

 

MITO: El proceso es doloroso.

REALIDAD: El proceso no es doloroso y además es rápido. La extracción se hace a través de una pequeña zona de la piel con el uso de una aguja.

 

MITO: ¿Me puedo contagiar el HIV por donar sangre?

REALIDAD: Totalmente FALSO. No se puede contagiar NINGUNA ENFERMEDAD por hacer una donación de sangre. Todo el material que se emplea en la donación es nuevo, de un sólo uso y totalmente estéril.

 

MITO: Se adelgaza cuando se dona sangre.

REALIDAD: Donar sangre no hace bajar ni subir de peso. Los hábitos alimenticios no se deben cambiar después de donar sangre.

 

MITO: Existen tipos de sangre mejores que otros.

REALIDAD: Existen diversos tipos de sangre y todos son importantes. Para los bancos de sangre es valioso contar con sangre tipo O Rh positivo porque alser la más frecuente es la que más se usa, y con el Grupo O Rh negativo porque en caso de emergencia puede ser utilizada en cualquier enfermo. La sangre donada se renueva rápidamente.

 

MITO: Las personas se debilitan cuando donan sangre.

REALIDAD: No el cuerpo realiza los ajustes pertinentes, pe retención de la cantidad de líquido perdido, redistribución de la circulación, etc.

 

MITO: Si analizan la sangre antes de utilizarla, no es necesario hacer tantas preguntas a los donantes.

REALIDAD: Los bancos de sangre son responsables de efectuar una serie de análisis para ofrecer unidades de sangre con el menor riesgo posible. El proceso dura unas 8horas. Después, la sangre se conserva a temperaturas especiales hasta su uso. La sangre puede permanecer en un banco hasta 42 días.

 

MITO: Los bancos de sangre una vez que reciben la sangre la conservan y cuando la van a utilizar, la analizan para ven si le sirve al paciente.

REALIDAD: Los exámenes que se practican en el laboratorio son muy fiables. Pero puede ocurrir que una persona haya contagiado alguna enfermedad recientemente y que no sea detectada en una prueba. Por eso, es muy importante el interrogatorio, para detectar síntomas o prácticas de riesgo que sean perjudiciales para quien recibirá la sangre.

 

MITO: La donación de sangre es dolorosa.

REALIDAD: Lo único que puede provocar molestia es el pinchazo, la misma sensación que se siente cuando se toma una muestra de sangre para una prueba de laboratorio.

 

MITO: Si donas sangre puedes contraer alguna enfermedad.

REALIDAD: El equipo que se utiliza durante el proceso es estéril y se utiliza una sola vez.

 

MITO: Se engorda cuando se dona sangre.

REALIDAD: La sangre en una persona sana se repone fácilmente, en 72 horas el cuerpo compensa el volumen extraído y las células aproximadamente en 4 semanas.

 

MITO: La sangre se crece cuando uno dona y siempre tiene que donar.

REALIDAD: Las únicas células que se crecen desmedidamente son las células cancerosas que han perdido la regulación sistémica.

 

MITO: Las agujas dañan la vena por donde uno dona sangre.

REALIDAD: Las agujas están cada día más modernas y no producen daño. El pinchazo es molesto, pero es algo pasajero. Es la misma sensación que se siente cuando se toma una muestra de sangre para una prueba de laboratorio.

 

MITO: Según la mayoría de las religiones, es malo donar sangre.

REALIDAD: Ser solidario es promovido por la mayoría de las religiones, y el donar sangre es una forma de expresar la solidaridad a otros seres humanos.

 

MITO: Donar sangre vuelve loca a las personas.

REALIDAD: Donar sangre no produce ningún daño a la salud mental.

 

MITO: El donar sangre dañará tu salud irremediablemente.

REALIDAD: La donación de sangre no dañará tu salud, ya que el volumen de tu sangre se repone con facilidad.

 

MITO: La sangre determina el temperamento de las personas.

REALIDAD: La sangre no tiene ninguna relación con el temperamento de la personas.

 

MITO: Donar sangre provoca infartos, cáncer, convulsiones u otras enfermedades.

REALIDAD: El donar sangre no provoca ninguna enfermedad en una persona saludable.

 

MITO: Donar sangre da hambre.

REALIDAD: Si estás en ayuno muy prolongado, sobre todo cerca del mediodía, si da hambre, por eso se le solicitan que lleguen desayunados, más si van a donar sangre después de las 10:00am.

 

MITO: La sangre transmite parte de nuestra personalidad la persona que la recibe.

REALIDAD: La sangre no trasmite ningún rasgo de personalidad a la persona que recibe la transfusión.

 

MITO: Te viene una debilidad que incluso te puedes morir.

REALIDAD: El donar sangre no hace perder la fuerza ni el vigor.

 

MITO: Donar sangre acelerará el proceso de envejecimiento.

REALIDAD: Donar sangre no acelerará el proceso de envejecimiento.

Fuente: CSS Panamá

Contactar por Whatsapp