fbpx

Rinoplastia sin Cincel ni Martillo Conoce la novedosa técnica ultrasónica para mejorar tu aspecto


Esta innovadora cirugía utiliza ultrasonido con fina precisión para remodelar las estructuras óseas de la nariz sin necesidad de recurrir al ‘martillo’ y al ‘cincel’, como en los procedimientos tradicionales que resultaban tan dolorosos

 

Atrás quedaron los tiempos de dolor asociados a una cirugía plástica de la nariz. Dificultades por traumatismo, los moretones y el largo tiempo de recuperación construían la experiencia de muchas personas que incluso desistieron de la idea, salvando su bienestar momentáneo a pesar de quedarse iguales.

 

Hoy en día por medio de la rinoplastia ultrasónica, un procedimiento quirúrgico innovador que utiliza elementos de alta tecnología, también empleados en neurocirugía, se pueden corregir defectos estéticos y funcionales como, por ejemplo, los tabiques desviados y los cornetes grandes.

 

Para tener una idea en esta operación se emplea el bisturí piezoeléctrico, el cual emite ultrasonidos usados con fina precisión para remodelar las estructuras óseas de la nariz sin necesidad de recurrir al ‘martillo’ y al ‘cincel’, como en los procedimientos tradicionales.

 

Antes

Después

 

En realidad, la mayor ventaja de utilizar equipos modernos es que estos moldean los huesos nasales sin necesidad de dañar los vasos sanguíneos de la nariz, como las venas, las arterias y los nervios que se encuentran en el área, además no causan alteración en los tejidos blandos de la cara, un alivio absoluto para el paciente.

 

Incluso, muchos requieren la cirugía de rinoplastia ultrasónica para efectuar correcciones de intervenciones antiguas que quedaron con inconformidades, de esta forma se puede lograr una nariz con resultados más armónicos y naturales.

Sin puntos ni suturas

 

La fase postoperatoria es -por supuesto- más rápida, disminuyendo el dolor en un 95 por ciento comparado con la técnica tradicional.

 

Vale  destacar que con este tratamiento de avanzada no son necesarios los puntos externos ni las suturas, por lo cual la incapacidad es mucho menor, así como los morados y la inflamación.

 

Menos molestias

 

Con este procedimiento ultrasónico, se prescinde del uso de tapones dentro de la nariz durante la fase de recuperación, los cuales son bastante molestos para quienes se practican la rinoplastia con los métodos habituales.

 

Originalmente, la rinoplastia es una operación quirúrgica utilizada para corregir las deformaciones nasales. En su técnica tradicional se realizan osteotomías, una fractura, corte y modelación de los huesos nasales, con instrumentos como el cincel, el martillo y una lima. Estos implementos requieren la aplicación de fuerza con el fin de romper el hueso nasal.

 

En contraste, la rinoplastia ultrasónica tiene como principio la “piezoelectricidad” o vibración ultrasónica, altas frecuencias (entre 25.000 y 30.000 Hz), que se transmiten a un cabezal de metal para permitir el corte, limadura o moldeado del hueso de la nariz de forma exacta, disminuyendo el traumatismo de los tejidos blandos circundantes.

 

Desde lo específico, la técnica más adecuada para realizar la operación es a través de un abordaje abierto que visualice directamente los huesos nasales y, bajo visión directa, se proceda a manipularlos.

 

Por ende, la rinoplastia ultrasónica es mucho más precisa y facilita la intervención controlada del área lo cual reduce posibilidades de provocar fracturas inestables o irregulares. A su vez, se resguardan la integridad de los tejidos y las estructuras neurológicas y vasculares, rebajando considerablemente el trauma.

 

Antes                                                                           Después

 

El porcentaje de reintervenciones o retoques de la cirugía presenta una reducción importante, pasando de un 15% a un 3%.

 

Esculpir

 

La rinoplastia mediante ultrasonido es un gran avance en cirugía y debemos tener en cuenta que alterar la forma, el perfil y el ancho de la nariz es uno de los pasos clave para obtener buenos resultados, incluyendo que en la mayoría de situaciones se necesita remodelación ósea, es decir, reducción del tamaño de la jiba, estrechamiento de la anchura del hueso, etc.

 

La cirugía en sí es rápida y mínimamente invasiva, conlleva anestesia local, pudiendo modificar elementos cartilaginosos. En resumen, se esculpe detalladamente el órgano sensorial del olfato.

 

El delicado revestimiento de la mucosa es protegido con la rinoplastia ultrasónica, cuya energía es tan específica que al aplicarla a los tejidos blandos (piel y cartílago), estos no absorben la irradiación y permanecen completamente intactos. Sólo el hueso recibe la energía y dependiendo del grado aplicado a través de una sonda, es moldeado con extrema precisión o incluso cortado sin daño colateral.

 

Con maravilloso asombro vemos que la cirugía, y especialmente la rinoplastia, sigue en constante evolución, sumando innovaciones, herramientas y técnicas para facilitar al paciente su tránsito por la experiencia.

 

Dr. Mario Grenald

Otorrinolaringología

David, Chiriquí

¿Dudas, Preguntas? escríbeme: 


    Contactar por Whatsapp