fbpx

La importancia de la salud visual de nuestros hijos

Pronto comenzará nuestro periodo escolar y la visión desempeña un papel importante en la vida de los niños y adolescentes. El cuidado de la vista comienza en la temprana edad y del cual depende en gran medida el futuro académico de nuestros hijos. En ocasiones no le prestamos la atención que requiere, por falta de información o porque nuestro enfoque está en otros temas de salud propios de la infancia. En este artículo te hablaremos sobre la importancia de temas del cuidado de la salud visual y te daremos consejos de prevención.

La visión se entiende como la capacidad de procesar por nuestros ojos y la interpretación por el cerebro de los estímulos del entorno, tener una visión saludable es vital en la niñez para el aprendizaje.

En muchos casos un niño o un adolescente, puede tener expresar ver bien, pero no la agudeza visual necesaria para realizar las actividades básicas que marcan su crecimiento intelectual, tales como: leer, escribir, realizar operaciones matemáticas, estudiar, realizar deportes, etc.

Como padres, debemos estar alertas a cualquier cambio en las calificaciones o en la integración de los chicos en clases y en su entorno, porque incluso puede afectar sus relaciones interpersonales, ya que lo limita en todas sus actividades

El cuidado de la visión: Mientras más temprano mejor

Desde el nacimiento, pasando por la edad escolar y hasta la adolescencia, nuestros hijos pueden experimentar una gran cantidad de transformaciones y parte de ellas, es la formación completa de su visión. Hasta los 8 años los niños llegan al periodo de plasticidad ocular, que permite que si presenta alguna anomalía en su visión pueda ser corregido y se desarrolle su visión correctamente, aún tenga que utilizar anteojos en toda su vida.

En ocasiones se complica el diagnosticar problemas visuales en menores, ya que los mismo tienen la capacidad de enmascarar los defectos refractivos por la buena acomodación que poseen, como si fueran una cámara fotográfica. Nosotros como padres debemos estar muy pendientes ante cualquier síntoma y acudir inmediatamente al optómetra.

Conoce cuáles son los principales problemas de la visión que puede tener tu hijo

Defectos refractivos:

Miopía: mala visión de lejos. El niño o adolescente se tiene que acercar o levantar para ver al tablero o la TV.

Hipermetropía: mala visión de cerca. Se acerca los libros o cuadernos para poder leer o escribir.

Astigmatismo: visión distoricionada de lejos y cerca. Hay confusión de letras y números, utiliza el dedo para seguir la lectura, ya que se le saltan los renglones.

Trastornos de enfoque y alineación:

Ambliopía: disminución de la agudeza visual por falta de estímulo, ya sea por un estrabismo o un defecto refractivo alto no corregido y se puede presentar en uno o en ambos ojos.

Estrabismo: desviación de los ojos hacia adentro o hacia afuera, dado por debilidad muscular o por defectos refractivos no corregidos.

Ptosis palpebral: caída parcial o total del párpado superior, causando la dificultad de enfoque.

 

No es igual el ver bien a tener buena visión. La visión no es solo el hecho de ver, si no que involucra el poder aprender.

Es importante volver a mencionar, que somos los padres quienes debemos fijarnos en cada detalle en los ojos de nuestros hijos. Luego, en la edad escolar, los maestros son una gran ayuda al evaluar cualquier cambio repentino en sus calificaciones estudiantiles, ya que puede ser indicativo de que está ocurriendo un trastorno visual que directamente afecta su rendimiento. Muchos fracasos escolares, no son causa de desinterés a temas dados dentro del aula, si no a anomalías de la visión no corregidas.

Cuando visitar al optómetra:

-Se acerca al tablero o televisor para poder ver.

-Se queja de dolor de cabeza posterior a la realización de actividades escolares.

– Frunce el ceño tanto para ver de lejos o de cerca.

-Evita actividades visuales como leer, hacer tareas o deportes.

-Dificultad para leer, ya que omite o confunde palabras o número.

-Tropieza con facilidad.

-Desvía uno o ambos ojos.

A continuación, te damos algunos consejos de prevención:

1.-Evitar el acercamiento exagerado de objetos, libros o dispositivos electrónicos. La distancia ideal oscila alrededor de los 40 cm.

2.-La iluminación adecuada para la realización de actividades escolares o la utilización de equipos electrónicos tales como TV, celulares, tablets o computadoras es importante. Nunca utilizarlos con la luz apagada.

3.-La alimentación es clave para la salud visual, cuida todo lo que comen tus hijos.

4.-La adecuada higiene corporal y en especial de las manos, puede prevenir el presentar infecciones oculares.

5.-Exhortemos a nuestros hijos a realizar actividades al aire libre como jugar o realizar deportes, así evitando grandes horas de exposición a dispositivos móviles que pueden acusar en algún punto problemas refractivos no existentes.

6.-Los niños también deben ponerse gafas de sol, ya que sus ojos muy sensibles y las radiaciones UV pueden afectarlos aún más que a los adultos.

7.-Realizar una consulta optométrica cada año, antes del periodo escolar, para así asegurarnos que no presentaran problemas visuales. Con el crecimiento pueden aparecer y no darnos cuenta.

Nuestros hijos son el tesoro más preciado, por eso nos es tan importante verlos sanos y felices. Cuidar sus ojos es una de las mejores cosas que podamos hacer para brindarle un futuro prometedor. Consulta con nosotros cualquier problema de la visión que te preocupe.

Por la Doctora Ines Chang, visitar el perfil 

¿Tienes dudas? escríbenos

Contactar por Whatsapp