fbpx

La histeroscopia: Opción de primera línea para diagnóstico y tratamiento ginecológico


Una de las técnicas más usadas por los ginecólogos en la actualidad es la histeroscopia, la cual permite diagnosticar y tratar gran parte de la patología uterina intracavitaria en una sola consulta, dejando para el quirófano los casos que así lo requieran. En el siguiente artículo te contamos con detalle en qué consiste y cuándo es indicada.

 

¿CÓMO FUNCIONA LA HISTEROSCOPIA?

 

La histeroscopia es un procedimiento que permite la visualización directa del canal cervical y de la cavidad uterina. Esto se realiza introduciendo un lente, llamado histeroscopio, en el cuello del útero, recorriendo con él toda la cavidad uterina.

A este lente se le coloca también una cámara, la cual va conectada a un monitor, lo que facilita la exploración y la visualización de esta parte tan importante del cuerpo dela mujer. En algunos casos, se utiliza el video y con ello se graban las imágenes para su posterior análisis. Puede durar entre 15 minutos a 1 hora, de acuerdo con los tratamientos que se hagan.

Con este procedimiento se puede observar: el cuello uterino, el interior del útero y las aperturas de las Trompas de Falopio.

Casos en los que se recomienda la histeroscopia

 

Si bien la histeroscopia es una técnica de primera línea para diagnosticar e incluso tratar, una gran cantidad de patologías de la cavidad uterina, hay algunos casos específicos en los cuales es altamente recomendada. Uno de los usos más comunes es para determinar a qué se debe el sangrado uterino anormal o abundante. Esto se puede deber a la presencia de tumores benignos como pólipos o fibromas.

Está indicada también para:

  • Realización de estudios de esterilidad o infertilidad, por ejemplo, en el caso de abortos espontáneos repetitivos.
  • Localización de cuerpos extraños, dispositivos DIU o restos placentarios.
  • Estudio y control de malformaciones uterinas.

En general, la histeroscopia sirve para estudiar el endometrio, tanto funcionalmente como morfológicamente.

La histeroscopia quirúrgica se realiza con fines terapéuticos como tomar muestras de tejidos para biopsias, extraer pólipos, fibromas, prevención de sangrado con cauterización, resecar formaciones endometriales, entre otras.

 

EL PROCEDIMIENTO PASO A PASO

 

  • Si te han indicado la realización de una histeroscopia es bueno que sepas qué puedes esperar al momento de acudir al especialista.
  • Se puede realizar con anestesia local, en el consultorio de forma ambulatoria o si es más invasiva, con otro fin, en quirófano con anestesia general.
  • Antes de comenzar, el médico tratante te pedirá que vacíes la vejiga. Luego, serás ubicada en una mesa de operaciones o camilla, recostada boca arriba y con los pies apoyados en estribos.
  • Una vez introducido en el útero, a través de él se inyecta un líquido para expandirlo, lo cual ayuda a una mejor visualización. Se comienza con el chequeo de toda la pared del útero y se procede a la toma de muestras para biopsias, si así se requiere.
  • Cuando la histeroscopia se realiza para extirpar fibromas u otros procedimientos más complicados, se necesitan instrumentos adicionales que se colocan a través del histeroscopio.
  • La histeroscopia es un procedimiento muy seguro y en muy pocas ocasiones ocurren complicaciones graves.

NO ES RECOMENDABLE LA HISTEROSCOPIA CUANDO…

 

-Estás embarazada

-Antecedentes de infección pélvica aguda reciente.

-En algunos casos de lesiones uterinas como perforación o tumores malignos, el médico puede considerar sí debe o no, realizarse la histeroscopia.

 

La histeroscopia permitirá a tu ginecólogo conocer exactamente cualquier problema que ocurra en el útero o matriz, de forma sencilla y sin tantas molestias para el paciente. Antes de realizar la histeroscopia, consulta con tu médico todas las dudas que tengas al respecto

Dr. Alberto Morales

Ginecología, obstetricia e histeroscopia

Chitré- Herrera


    Contactar por Whatsapp