fbpx

La baja visión: un problema que afecta a millones de personas

La baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la adecuada corrección en gafas, lentes de contacto e incluso acertados tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos, lo que dificulta la realización de actividades en la vida cotidiana. En este artículo te decimos todo sobre este grave problema que afecta a millones en el mundo.

 

¿Qué es la baja visión?

 

Los pacientes con Baja Visión son aquellos con una visión o con un campo visual reducidos, hasta un nivel que les dificulta o limita realizar actividades cotidianas, por ejemplo; Leer un periódico, un recibo, ver televisión, poner la lavadora, reconocer caras, pasear sin temor a caerse, orientarse en lugares poco habituales, ver el número del autobús.

 

También pueden tener gran deslumbramiento en exteriores, en interiores con luz artificial o baja tolerancia a los cambios de iluminación.

 

La definición de la OMS establece que la baja visión presenta una agudeza visual menor a 0.3 a percepción de luz y campo visual inferior a 20°. Sin embargo, cada caso en particular responde a necesidades de visión diferentes, por lo que el diagnóstico del especialista es fundamental para determinar el grado de discapacidad.

 

La baja visión es una anomalía visual que genera pérdida de la agudeza y el campo visual. También puede afectar la sensibilidad al contraste y a la luz, a la visión nocturna y del color.

 

 

Así se clasifican las anomalías visuales

 

La OMS ha clasificado las anomalías visuales por dos sistemas, el primero de ellos es el ICD-10, en el cual se incluye la baja visión y la ceguera. Mientras que en el segundo sistema llamado ICF, basado en el funcionamiento, incapacidad y salud, se distingue entre deficiencia, discapacidad y minusvalía.

 

Conoce las causas de la baja visión

Entre las principales causas están:

  • Degeneración macular
  • Glaucoma
  • Retinopatía diabética
  • Retinitis pigmentaria
  • Miopía magna
  • Albinismo

 

Si bien muchas de estas enfermedades se relacionan con la edad, pueden aparecer antes de la vejez. Se estima que el 45% de los casos que sufren de baja visión presentan degeneración macular relacionada con la edad.  Es importante destacar que el envejecimiento natural del ojo no es causa de la baja visión. También hay que mencionar que, en los casos de la retinopatía diabética y el glaucoma, la prevención y la atención oftalmológica oportuna, juegan un papel relevante, que puede evitar la pérdida total de la visión. Las lesiones oculares producidas en un accidente también pueden ocasionar baja visión, así como, el cáncer ocular, las lesiones cerebrales de diferente origen como por traumatismos en accidentes.

 

¿Será que tengo baja visión? ¿Cómo se si la padezco?

 

En realidad, no hay un parámetro concreto para determinar si usted padece o no Baja Visión, ya que cada caso difiere del resto. Como norma general, se puede decir que usted padece Baja Visión si su vista no le permite realizar con comodidad las tareas cotidianas como pasear por la calle, leer un libro, ver la televisión, cocinar, planchar, etc.

Hay que añadir que, en la mayoría de los casos de personas con Baja Visión, después de haber sido atendidas con todas las posibilidades Oftalmológicas, su Oftalmólogo le comunica que ya no hay ninguna solución ni médica ni quirúrgica para mejorar su visión. Estas personas, que no son ciegas, se resignan a no volver a utilizar sus ojos y como consecuencia empiezan a tener una vida sedentaria e inactiva, lo cual conlleva un deterioro físico y un envejecimiento prematuro.

Nosotros no podemos devolverle su visión, sino podemos es enseñarle a utilizar de manera eficaz el resto visual del que dispone. De esta manera la persona puede retomar sus actividades preferidas y disfrutar de una vida visualmente activa. 

 

La baja visión se puede presentar como pérdida de la visión central, periférica y ceguera nocturna.

Diagnóstico y tratamiento

 

Un equipo multidisciplinario conformado por oftalmólogo, optometrista, psicólogo, y el rehabilitador visual, ofrecerá el apoyo requerido para que los pacientes tengan calidad de vida, a pesar de sufrir esta discapacidad visual.

Si usted tiene Baja Visión, nosotros le indicamos como puede hacer para seguir disfrutando de una vida normal y recuperar sus aficiones:

1-Hágase un estudio de la enfermedad que ocasionó su pérdida visual. 

Su oftalmólogo lo valorará o en su defecto le derivará al internista, neurólogo, etc. El propósito es controlar para estabilizar su resto visual.

2- El Optometrista especialista en Baja Visión, analizará, cuantificará, tratará su problema y le prescribirá las ayudas especiales, para que consiga recuperar la habilidad necesaria para permitirle realizar las tareas y aficiones que tuvo que abandonar por su deficiencia visual.

3 -Periódicamente ha de acudir a la consulta de su especialista quien vigilará y controlará la estabilidad de su nueva manera de ver el mundo, tras pasar por el proceso anterior.

Recordemos que la Baja Visión no es una enfermedad y En Ópticas Optiplus nuestro objetivo es potenciar al máximo su resto de visión útil, y conseguir que usted pueda seguir disfrutando de actividades que creía pérdidas para siempre por culpa de su limitación visual.

Por la Dra Jessica Morales 

Optometrista – Contactóloga- Especialista en Baja Visión y Rehabilitación Visual.

Visita el perfil de la doctora

¿Dudas? Escríbenos

Contactar por Whatsapp