fbpx

Importancia del control prenatal en embarazo de alto riesgo

Un embarazo de alto riesgo obstétrico es aquel en el que la mujer presenta una patología previa, que se ha desarrollado durante el propio embarazo, o aquellas que tienen un riesgo potencial de desarrollar alteraciones dentro del curso de la gestación.

 

En un embarazo de alto riesgo, la madre y él bebe tienen mayor probabilidad de presentar enfermedades y muerte antes o después del parto. En estos embarazos hay que realizar un control prenatal temprano para evaluar las posibles complicaciones que pueden generarse durante el mismo.

En la actualidad muchas mujeres retrasan el momento del embarazo hasta edades más avanzadas, haciendo más frecuentes la aparición de problemas médicos.

El retraso de la edad del embarazo hace que cada vez nos encontremos mujeres con patologías médicas más complejas, a las que antes se les contraindicaba la gestación por el mal pronóstico de la misma y actualmente se les permite el embarazo por el mejor control de su enfermedad.

 

Importancia de la consulta preconcepcional

 

La consulta preconcepcional debe formar parte de la asistencia prenatal de todas las mujeres, independientemente de su estado de salud, y debe ser firmemente fomentada su implementación en nuestra sociedad.

En esta consulta se deben encontrar las opciones para poder mejorar la salud de la mujer y el resultado de su futuro embarazo, como por ejemplo con el uso previo a la concepción de suplementos con ácido fólico y omega 3, y proporcionar herramientas para mejorar cualquier enfermedad previa que sufra la mujer antes de quedar embarazada.

Una vez que se logra el embarazo, el control prenatal debe ser precoz, periódico, completo y de calidad. La asistencia al embarazo comienza en la visita de captación o primera visita. Esta primera consulta prenatal debe realizarse en el curso de las primeras 12 semanas del embarazo, idealmente antes de la 10ª semana, lo cual posibilita una adecuada planificación de las acciones a realizar durante todo el periodo gestacional.

 

Su ginecólogo debe ofrecer en la consulta:

 

  • Asesoramiento previo al embarazo de la pareja.
  • Captación precoz del embarazo.
  • Ofrecer y asegurar la información sobre los cambios en las distintas etapas del embarazo, promoviendo los cuidados adecuados y explicando la realización de procedimientos, pruebas y exploraciones.
  • Mejorar la salud y calidad de vida de la mujer embarazada.
  • Identificar los riesgos específicos de cada embarazada, con el fin de prevenir en lo posible la patología.
  • Detectar y tratar de forma precoz los trastornos que surjan en el curso del embarazo.
  • Disminuir la morbimortalidad materno fetal.
  • Favorecer la participación de las mujeres y sus parejas durante todo el proceso, considerando la multiculturalidad y discapacidad.

 

Los principales objetivos del control prenatal son identificar aquellos pacientes de mayor riesgo, con el fin de realizar intervenciones en forma oportuna que permitan prevenir dichos riesgos y así lograr un buen resultado perinatal.

 

Esto se realiza a través de la historia médica y reproductiva de la mujer, el examen físico, la realización de exámenes complementarios (laboratorio y ultrasonográfico). Además de ser importante promover estilos de vida saludables, la suplementación de ácido fólico, consejería nutricional. En la actualidad además contamos con muchos estudios que nos permiten detectar riesgo de desarrollar patologías como la preeclampsia, además de exámenes como los tamizajes maternos, ADN fetal que nos ayudan a valorar los riesgos de alteraciones en él bebe.

¿Cómo podríamos clasificar los riesgos obstétricos?

 

Desde la Organización Mundial de Salud hasta diferentes Asociaciones Ginecológicas han establecido guías para valorar los riesgos.

Existen riesgos previos al embarazo y otros que se generan con el mismo.

 

Conociendo los Riesgos

 

Riesgos previos a la gestación

  • Talla menor a 1,40 m.
  • Embarazo adolescente o mayor de 35/40 años.
  • Trabajos físicos excesivos.
  • Gestaciones múltiples.
  • Multiparidad
  • Nivel socioeconómico bajo
  • Enfermedades sistémicas crónicas como: Diabetes mellitus, Insuficiencia renal, Lupus eritematoso sistémico, Epilepsia, Hipertensión arterial.
  • Anomalías hereditarias en la familia.
  • Adicciones (alcohol, tabaco o drogas)

 

Riesgos de enfermedades que se pueden desarrollar durante la gestación

 

  • Preeclampsia
  • Eritroblastosis fetal (anemia del feto producida por anticuerpos en la madre al Rh)
  • Cardiopatía en el embarazo.
  • Diabetes gestacional
  • Algunas anomalías de inserción placentaria como pueden ser placenta previa A o acreta.
  • Incompetencia cervical (acortamiento y apertura precoz del cuello del útero).
  • Trombosis venosa profunda, tromboembolia y diferentes patologías vasculares.
  • Síndrome antifosfolipídico o síndromes autoinmunes.
  • Retardo del crecimiento intrauterino. (Insuficiencia placentaria)
  • Amenazas de parto inmaduro y pretérmino.
  • Rotura prematura de las membranas pretérmino.
  • Sangrados durante la etapa de gestación.

 

A su vez estos factores se pueden clasificar en: RIESGO desde 0 o bajo, hasta RIESGO 3 o Muy alto, que será establecido por el ginecólogo tratante.

 

La presencia de un factor de riesgo implica la inclusión de la embarazada en el grupo correspondiente. Si existe más de un factor de riesgo se incluirá a la mujer en función del factor de riesgo más elevado.

 

Conclusión

 

Aunque exista una buena relación entre los factores de riesgo y el desarrollo de complicaciones, pueden ocurrir problemas en embarazadas sin factores de riesgo, por lo cual toda mujer gestante debe cumplir con un control prenatal adecuado, seguimientos ultrasonográficos, laboratorios complementarios para así disminuir las posibilidades de alteraciones durante el embarazo.

 

Dra. Johana Rodríguez

Ginecología y Obstetricia 

Provincia de Chiriquí

    Contactar por Whatsapp