fbpx

Fibromatosis uterina, conserva tu útero, sin cicatrices.

La fibromatosis uterina es una patología ginecológica que afecta a muchas mujeres y en algunos casos condiciona limitaciones para el desempeño de sus labores cotidianas e incluso en su vida personal, es por esto que me veo motivada a conversarles de una opción diferente a las actualmente ofrecidas, que involucra una rápida recuperación, menor tasa de complicaciones y sin cicatrices.

 

Para empezar, puede ser que te preguntes, ¿Qué son los fibromas uterinos?

 

También conocidos como miomas o leiomiomas, son tumores benignos del útero que pueden crecer hacia la cavidad endometrial (sub-mucosos), en el espesor del músculo o miometrio (intramurales) o hacia la superficie externa del mismo (subserosos). La causa de su aparición no se conoce de manera exacta, sin embargo, hay factores de riesgo que pueden estar relacionados a su aparición como los son: la edad, historia familiar de fibromatosis uterina, edad mayor a 40 años, hipertensión arterial, sobrepeso entre otros.

 

¿Qué síntomas presentan las pacientes con fibromatosis uterina?

 

A pesar de que pueden no causar molestias, el tratamiento de los mismos llega a ser necesario al presentarse síntomas, los cuales pueden depender de la localización y cantidad de miomas, algunos pueden ser:

  • Sensación de pesadez y presión a nivel de la pelvis
  • Dolor pélvico
  • Dolor en espalda baja y piernas
  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales (dispareunia)
  • Síntomas por el efecto de masa del mioma:
    • Necesidad de orinar frecuentemente, debido a la presión del mioma sobre la vejiga
    • Estreñimiento y gases: debido a la presión del mioma sobre el intestino
  • Aumento anormal del diámetro abdominal
  • Períodos menstruales abundantes y prolongadas que pueden incluso causar anemia

 

¿Cuáles son las opciones de tratamientos disponibles en la actualidad para la fibromatosis uterina?

 

Como en muchas patologías, existen múltiples opciones de tratamiento, inicialmente el tratamiento médico mediante uso de medicamentos como pastillas anticonceptivas, agonistas de hormona liberadora de Gonadotropina y dispositivos intrauterinos de liberación de progestina.  Cuando estos tratamientos no son efectivos, las opciones quirúrgicas disponibles son la miomectomía, ésta permite eliminar total o parcialmente los fibromas, preservando el útero ó la histerectomía que es la remoción del útero con ó sin los ovarios. 

 

¿Existen otras opciones?

 

La respuesta es sí, se puede realizar destrucción de los fibromas mediante histeroscopia y mediante uso de ondas de ultrasonido, siendo ésta última técnica motivo de estudios aún.

Además de todas las opciones antes expuestas existe un tratamiento mínimamente invasivo, que es realizado por un especialista en Radiología Intervencionista y Vascular, y aceptado por el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología:  La Embolización de Fibromas Uterinos.

 

 ¿En qué consiste La Embolización de Fibromas Uterinos?

 

Los fibromas uterinos requieren de aportes sanguíneos de oxígeno y nutrientes para continuar su crecimiento, para eliminar dicho aporte se realiza la Embolización de los Fibromas Uterinos, un procedimiento que evita la cirugía, mejora de manera significativa o desaparece por completo los síntomas, y lo más importante, permite conservar tu útero.

 

Bajo la guía angiográfica y sólo con sedación, el radiólogo intervencionista accede a través de la ingle o la muñeca, por el que dirigirá un catéter muy fino a las arterias que específicamente llevan sangre al fibroma. Una vez en la posición adecuada, se liberan micropartículas para bloquear los vasos pequeños (embolización) y quitarle así los nutrientes y oxígeno que recibe el mioma provocando que disminuya su tamaño. Al final de la embolización se retira el catéter y se hace presión sobre el punto de entrada para permitir que sane.

 

Puede ser que requieras hospitalización por 24 horas para controlar cualquier dolor post embolización, luego de lo cual serás enviada a casa con medicamentos orales que usarás por algunos días.   Las pacientes pueden retornar a sus actividades habituales a los 7 – 10 días aproximadamente, aunque hay casos en los que puede llevar unos días más.

 

Deberás acudir a citas de seguimiento tanto con el radiólogo intervencionista como con tu ginecólogo.

 

Como todo tratamiento médico, cirugía o procedimiento pueden haber complicaciones como infección del sitio de entrada, reacciones adversas al medio de contraste, dolor, cólicos, náusea, vómitos y en un pequeño grupo sobre todo en mujeres mayores de 45 años puede inducir la menopausia. Algunos de estos síntomas se conocen como síndrome post embolización y con medicación son controlados desapareciendo en los primeros 2 a 7 días.

 

Quizás de interesa ver: Video testimonio embolización de fibromas uterinos

 

La embolización de fibromas uterinos es un procedimiento mínimamente invasivo, que te permite conservar tu útero, es seguro, de rápida recuperación y sin cicatrices, que proporciona mejoría de los sangrados excesivos en un 90 – 95 % de las pacientes y del resto de síntomas en más del 85%. 

 

Figura 1                              

En la figura 1. Se visualiza un fibroma intramural, que mide aproximadamente      6 cm.  Condiciona efecto de masa sobre la vejiga urinaria y el recto. Además, se visualiza forma alterada del útero u cavidad endometrial secundario al fibroma

Figura 2

 

En la figura 2.  Se visualiza el útero que ha recuperado su forma usual, la vejiga urinaria con mayor capacidad y la cavidad endometrial con características conservadas. El fibroma ahora mide 2 cm de diámetro mayor

 

La Sociedad de Radiología Intervencionista de Estados Unidos, ha creado una lista de verificación que ayuda a saber si la embolización de fibromas uterinos es adecuada para ti.  Incluye las siguientes preguntas: 

  1. ¿Deseo tener hijos en el futuro?
  2. ¿Deseo evitar tomar hormonas o pasar a través de una menopausia temprana?
  3. ¿Me preocupan las complicaciones como dolor o infección?
  4. ¿Prefiero un tratamiento mínimamente invasivo a una cirugía mayor a pesar de que esto signifique que puedo requerir el mismo tratamiento nuevamente?
  5. ¿Un tiempo de recuperación corto es preferible para mí, debido a mi estilo de vida?

 Si has contestado sí a tres o más de estas preguntas, la embolización de fibromas uterinos puede ser una opción para ti.

Dra. Sikia Wong

Radiología intervencionista y vascular

Provincia de Chiriquí

    Contactar por Whatsapp