fbpx

En el cáncer de piel, la clave es la prevención

Dra. Karen Zapata

Dermatóloga

Provincia de Chiriquí

Teléfono: 6520-7256

 

Visita el perfil de la Doctora Karen Zapata


De los diferentes tipos de cáncer, el de piel es el más común y uno de los de mayor incidencia a nivel mundial, aun cuando se puede prevenir, ya que la causa principal de su desarrollo es la exposición a los rayos ultravioleta del sol. En este artículo te explicamos la realidad en nuestro país, así como los factores de riesgo y consejos para prevenirlo.

 ¿Qué es el cáncer de piel?

Como todos los cánceres, el de piel también es la multiplicación celular sin control. Podemos clasificarlo en dos grandes grupos: El más grave y peligroso ya que ocasiona una alta cifra de muertes, es el melanoma y está relacionado con las células del color o melanocitos. Y el segundo grupo, conformado por células de la piel llamadas queratinocitos, donde encontramos el carcinoma epidermoide y los originados de las células basales o carcinomas basocelulares, que ofrecen muchas posibilidades de curación, si son tratados a tiempo.

A nivel mundial, se ha registrado un incremento de ambos tipos de cáncer de piel en las últimas décadas.

Cáncer de piel en Panamá: Cifras para ponerle atención

Según el Registro Nacional de Cáncer (MINSA) en su informe 2018, encontramos que para el año 2016 en la República de Panamá se presentaron 14.7 casos de cáncer de piel por cada 100 000 habitantes. En el caso del melanoma la tasa fue de 2.3 por cada 100 000 habitantes.  La cifra de defunciones por melanoma fue de 23 personas.

Adicionalmente, en la provincia de Herrera el reporte de cáncer de piel fue de 57,5 casos por cada 100 000 habitantes, en Los Santos de 42 casos por cada 100 000 habitantes y en Chiriquí de 35.9 casos por cada 100 000 habitantes.

Estas tres provincias fueron las que presentaron las tasas más altas de cáncer de piel en el año 2016.

La radiación ultravioleta es el principal factor de riesgo

 Dentro de los factores de riesgo ambientales para tener cáncer de piel, el principal es la radiación ultravioleta que a su vez comprende diferentes tipos de longitudes de onda: la radiación ultravioleta A (UVA), la radiación ultravioleta B (UVB) y la radiación ultravioleta C (UVC).

En general, la radiación ultravioleta tiene efectos adversos sobre nuestra piel que van desde los agudos como son las conocidas quemaduras solares, cambios en la pigmentación y hasta incluso supresión del sistema de defensas así como reducción de la presión arterial.

Quizás te pueda interesar:  restauración cutánea femenina

Por otra parte, cuando aparecen los efectos crónicos debido a una larga data de exposición a estos rayos surge la temida fotocarcinogénesis y el fotoenvejecimiento.

De ahí que hablemos de que el cáncer de piel puede prevenirse al controlar factores como las quemaduras solares producidas por la exposición intermitente o crónica a la radiación ultravioleta del sol, ya que está relacionada directamente con la aparición de melanomas y no melanomas.

Otro punto importante es que el riesgo aumenta si nuestra exposición a la radiación UV comenzó a muy temprana edad.

El cambio climático y su efecto sobre nuestra piel

Gran parte de la radiación ultravioleta que tiene efectos nocivos no alcanza la superficie de la tierra gracias a su absorción por el ozono en la estratosfera. Sin embargo, debido al uso de hidroclorofluorocarbonos, un tipo de sustancias químicas que se utilizan en los sistemas de refrigeración, aire acondicionado, fabricación de espumas rígidas y  aerosoles, se ha ocasionado la depleción de la capa de ozono, en otras palabras: la disminución de su volumen lo que hace que estos rayos la penetren más fácilmente. 

Este hecho está directamente relacionado con el cambio climático en el hemisferio occidental, donde los altos niveles de esta radiación traen como consecuencia lo que hemos visto en muchas zonas, donde los ecosistemas acuáticos y terrestres están experimentando variaciones y transformaciones.

En el mes de marzo de 2018, Especialistas de la Unidad de Ozono (UNO) del Ministerio de Salud (MINSA) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) anunciaron el lanzamiento de la segunda fase del Plan Nacional para la Eliminación de los Hidroclorofluorocarbonos (HCFC), cuya meta es alcanzar la reducción del 35% de la línea base del consumo de este tipo de compuestos para el año 2020.

El sol en nuestra geografía también pueden influir

Otro aspecto que debemos considerar es el área en la que vivimos.

Panamá está ubicada en la zona intertropical próxima al ecuador terrestre. La  mayor parte del territorio panameño, en un 89%,  está formado por tierras bajas. Sin embargo, en diversas zonas del país como en la provincia de Chiriquí podemos encontrar diferentes contrastes que pueden ser incluso extremo, como sus costas planas y elevadas montañas que exceden los 3.000 metros  de altura.  

De esta manera nos exponemos en mayor medida a altos índices de radiación ultravioleta, por eso cada vez es más necesaria crear fuertes hábitos de protección solar.

Conoce los otros factores que debes tomar en cuenta

  •  Antecedentes familiares de cáncer de piel 
  • Historia personal de quemaduras solares 
  • Daño solar
  • Lunares irregulares 
  • Múltiples lunares 
  • Fototipos claros (pieles de tono, cabello y ojos claros)
alert-309217_960_720

Revísate y protégete del cáncer de piel 

 Realízate el autoexamen de piel y acude a  atención dermatológica una vez al año. Si tienes factores de riesgos personales debes consultar al especialista inmediatamente.

La fotoprotección ha demostrado reducir los efectos agudos y crónicos de la radiación ultravioleta. Asesórate con tu dermatólogo sobre el tipo de protector solar que debes usar y no olvides usarlo siempre.

Recuerda: Vivimos en la zona intertropical. ¿Tienes algunda duda? escríbenos: 

Contactar por Whatsapp